lunes , 22 julio 2024

El precio de los carburantes experimenta una subida generalizada en el 1T 2024, llegando a situarse en máximos de los últimos seis meses.

Casi un mes después de la entrada en vigor del Real Decreto que prohibía, al menos sobre el papel, ventas entre distribuidoras al por menor en el mercado de los hidrocarburos, siguen existiendo “situaciones difíciles de comprender” que preocupan dentro del sector.

«La actual situación geopolítica que se está viviendo en todo el mundo, así como el comportamiento entre los países productores de petróleo y la demanda del mercado internacional están provocando durante todo este mes de abril un gran desequilibro en los precios finales», explica Manel Montero, director general de Grupo Moure.

23 de abril, 2024.- Dos semanas después de la entrada en vigor del Real Decreto Ley 8/2023, es decir, la esperada prohibición de ventas entre distribuidoras al por menor en el mercado de los hidrocarburos, el impacto no está siendo el esperado y, desde el holding con presencia en el sector energético Grupo Moure, aseguran que se siguen detectando “situaciones difíciles de comprender”.

Con esta normativa se esperaba poner freno a una situación de desventaja en la que se encontraban los operadores. Estos tenían que hacer frente con sus obligaciones sectoriales como operadores al por mayor, como los relacionados con la reserva mínima de seguridad, los biocarburantes o el Fondo Nacional de Eficiencia Energética. Estas obligaciones hacían que no todos los actores jugaran con las mismas reglas, provocando una situación de disparidad de precios en el sector.

“Desde el sector lo vemos con preocupación, pues estamos padeciendo todos los efectos colaterales de la situación geopolítica que se está viviendo a nivel mundial, y que, exceptuando los grandes actores, el resto lo componemos pequeños grupos empresariales con unas grandes cargas estructurales y administrativas”, denuncia el director general de Grupo Moure, Manel Montero.

Otros factores que impactan en el precio de la gasolina

Después de un año que cerró con un cierto retroceso, el precio de los carburantes ha vuelto a experimentar una subida generaliza en el primer trimestre de 2024, llegando a situarse en Semana Santa en máximos de los últimos seis meses.

Esta situación preocupa a los conductores, que se preguntan cómo es que sigue encareciéndose el precio de la gasolina pese a la caída del petróleo. En este sentido, Montero recuerda que el precio de los combustibles se basa en otros dos factores externos al precio internacional del crudo: la cotización del euro en relación a la divisa que cotiza el petróleo (el dólar),así como los impuestos vigentes y el margen de distribución.

“La actual situación geopolítica que se está viviendo en todo el mundo, así como el comportamiento entre los países productores de petróleo y la demanda del mercado internacional están provocando durante todo este mes de abril un gran desequilibro en los precios finales”, señala el experto. Además, añade, “aquí un papel muy importante que puede jugar en la previsión de los precios futuros será el comportamiento de los países productores de fuera de la OPEP (Estados Unidos o Brasil, entre otros) que pueden hacer crecer la oferta con una mayor producción de petróleo vs. la demanda”.

Deja una respuesta