viernes , 19 abril 2024

Boletín Fersay: No mezclar en la gestión actual

Hay un cuento muy recomendable en el libro de Jorge Bucay titulado déjame que te cuente sobre la conveniencia de No Mezclar para no cometer errores y el éxito en la gestión consiste en evitar errores y acertar en lo fundamental y con el grado de incertidumbre que tenemos ahora sería muy conveniente aplicarlo a la gestión de la empresa o nos perderemos en la selva de noticias que cada día tenemos a nuestra disposición.

La enorme cantidad de información diaria y algunas incluso contradictorias requieren de análisis reflexivos y no podemos ir metiendo toda información en el mismo saco o acabaremos saliéndonos de la carretera de tanto volantazo.

Hay que separar muy bien y saber clasificar las informaciones para no acabar teniendo mucha cantidad, pero poca calidad que nos ayude a tomar las mejores decisiones.

A cada empresa en cada momento le afectarán algunas realidades y otras no y saber separar esto se ha vuelto vital en estos momentos tan caóticos y cambiantes.

Cada semana y cada mes podemos observar informaciones que pueden ser de tipo macroeconómico o de tipo microeconómico y hay que priorizar aquellas que más nos afecten a cumplir con nuestros objetivos.

Unas noticias nos afectarán de forma más directa y serán en aquellas que podamos hacer algo al respecto y otras que nos afectarán de forma más indirecta y donde poco podremos hacer por darles soluciones, aquí solo nos queda pensar como minimizar los impactos.

No afecta la misma noticia o el mismo dato a un fabricante como a un distribuidor o como a un punto de venta y aquí hay que ser tremendamente realista y priorizar solo aquello que realmente nos afecte. E incluso si afectara a los tres no lo hará nunca con la misma intensidad.

Conviene no mezclar temas relacionados con otros sectores ya que pueden contener trampas que nos hagan creer algo que después va a resultar totalmente al revés.

Sin embargo, hay que estar muy atentos a las famosas tendencias ya que estas si suelen afectarnos a medio y largo plazo, sobre todo. Por ejemplo, tendencias sociales nos indicarán como serán los futuros empleados que deberemos contratar y como tendremos que hacer para captar el talento necesario en esta era del conocimiento. Sin embargo, un dato de bajada de consumo de productos que vendemos por parte de los consumidores nos afectará de inmediato ya que es obvio que el consumidor ha decidido priorizar su consumo hacia otros mercados dejando de momento fuera el nuestro.

Otro ejemplo puede ser la subida que están teniendo los productos de marca blanca en el sector alimentación que puede ser un indicador de que con la inflación desbocada quizás también afecte a nuestro mercado, pero no tiene porqué ser en la misma medida. Es el caso de mercados como el del automóvil donde prácticamente no hay marca blanca porque ahí sí es importante para el consumidor algunos elementos como la seguridad, fiabilidad y el bajo consumo entre otros aspectos que dificultan el tema de la marca blanca.

La situación actual es tan convulsa que se parece a ir conduciendo y ver que se encienden todas las luces a la vez del tablero lo que sin duda nos obligaría a parar el vehículo, pero la avería no será todo a la vez, no podemos por tanto mezclar sino averiguar, que ha pasado realmente.

Otro ejemplo de mezcla en la cabeza de los consumidores sería que todos piensen que sus electrodomésticos gastan mucho cuando no tiene nada que ver uno actual con uno mucho más antiguo ni unas marcas que otras. En la TV sale constantemente cada vez que se habla del encarecimiento de la luz algún electrodoméstico como si solo eso fuese lo que gastamos en realidad y no hubiese nada más.

En resumen, mucho cuidado con tantas noticias y mucho cuidado con mezclar cosas que no nos van a permitir tener esa claridad de ideas que hace falta ahora para saber simplificar, reducir el ruido, separa el grano de la paja y saber priorizar con acierto.

Esto no va a parar y vamos a seguir con problemas derivados de la inflación, la destrucción del granero de Europa que era Ucrania, la falta de gas en Europa para este invierno, los precios desorbitados de la energía y demás situaciones geoestratégicas que nos influyen o influirán en el medio plazo. Hay que estar muy atentos desde luego, pero sin volverse locos.


Sabemos que sin estrategia no vamos a ningún sitio, pero también sabemos que debemos ir adaptando las distintas estrategias a la situación actual de este mundo loco y sabiendo que hay una parte psicológica que hace cambiar a los consumidores por oleadas. Como ha confirmado la prensa este verano se ha gastado mucho y el otoño, así como el invierno será duro con las subidas de precios, pero en esos movimientos de los consumidores también están las oportunidades y hay que captarlas a la primera y llevarlo a nuestra oferta.

Nunca perdamos la perspectiva de que estamos para defender nuestras empresas y comercios y no para llevar a cabo políticas pendientes de lo que se diga en cada momento.

-Un soldado no lucha porque odie lo que tiene delante sino porque ama lo que tiene detrás.
-Las buenas intenciones si no se ciñen a la realidad, solo traen calamidad.
-Ningún proyecto por perfecto que parezca sale al 100% de cómo se diseñó.
-Ninguna expansión organizativa se ha realizado sin dolor.

José Carrasco
Cofundador de FERSAY ELECTRONICA,S.L.

https://www.fersay.com/

Deja una respuesta